ENTREVISTA A FERNANDO TOBÍAS, experto en Mindfulness y Focusing

Fernando Tobías

 1¿Cómo un Licenciado en Derecho acaba siendo experto en Mindfulness?

Pues no lo sé muy bien, pero la vida me ha ido llevando por unos derroteros que no tenía previstos. Tuve una crisis personal durante la carrera de Derecho que me llevo al campo espde la meditación y de la psicoterapia. Ello me llevó a formarme como terapeuta humanista y finalmente decidí que todo lo que había aprendido de meditación y Mindfulness lo podía transmitir de un manera sencilla y divertida a persones que sobretodo no estaban muy familiarizadas con todo esto. Y ahora la verdad es que estoy feliz de compartirlo y siguiendo aprendiendo yo también.

 2¿Qué aporta el Mindfulness en nuestra vida cotidiana? ¿Para qué es tan necesario?

Sobre todo es otro de modo de ir; es otro modo de caminar, distinto al que habitualmente vamos la mayoría. Siempre vamos con prisas, acelerados, con una inmediatez, agobiándonos….y esto aporta ir de un modo más calmado, más consciente, parando de vez en cuando. Al final es enterarse de lo que está sucediendo mientras está sucediendo y yo creo que nos hace mucha falta. El  Mindfulness ha venido más que a aportar casi diría a recordarnos algo que está en todas las tradiciones de sabiduría, que es parar, el ser consciente, y de nuevo enterarse de lo que sucede mientras sucede tanto fuera como en nuestro propio mundo interior.

 3¿Nuestra habitual manera de vivir en el no-presente, forma parte de la cultura occidental?

Sí, totalmente. El hacer mil cosas, las multitareas, al final el presente se convierte en el lugar menos habitado del planeta. Y en nuestra cultura occidental, en los supuestos países desarrollados, vamos como suele decirse como cuellos sin cabeza. Y eso tiene consecuencias cognitivas, emocionales y para nuestra salud.

 4¿Hay otras culturas donde el presente esté, valga la redundancia, más presente? 

Sí, desde luego. Pero tampoco creo que nos tengamos que ir necesariamente a Oriente, en el sentido de estigmatizar a Occidente e irnos a Oriente como si Oriente fuera maravilloso, no. Todas las tradiciones y sabidurías: la sufí, las contemplativas, cristianas, una tribu aborigen del Amazonas, pueden vivir exactamente lo mismo. Y hay gente que en Occidente con curro y con responsabilidades también sabe vivir. No me gustaría polarizarlo en “unas culturas lo hacen muy bien y nosotros fatal”, ¿no? Si bien es verdad que en nuestra cultura occidental en muchos sentidos no ayuda, yo creo que es una cuestión personal de comprometerte a vivir cada día con más presencia y eso se entrena.

 5¿Qué es el Focusing? ¿Qué aplicaciones terapéuticas tiene?

Focusing es aprender a enfocar la atención al mundo de las sensaciones corporales. Por ejemplo, el típico nudo en el estómago, o en la garganta, o sentirse raro o rara y no saber muy bien qué es. Si tú aprendes a llevar la atención a esas sensaciones corporales, esa sensación se abre y te muestra el significado, y eso genera cambio, y es un cambio corporalmente sentido. Eso tiene aplicaciones obviamente en el mundo terapéutico, porque si tú a una persona le facilitas que realice ese proceso natural de llevar la atención al cuerpo y que eso se mueva, vaya hacia adelante y se transforme, evidentemente la estás ayudando. No es lo mismo notar un peso en los hombros que ayudarla a que se quite un peso en los hombros. Y cuando la persona encuentra el significado, la sensación se modifica. Por lo tanto, el Focusing tiene aplicaciones terapéuticas, pero no solo en el campo de la psicoterapia. También en el campo de las relaciones humanas, tú puedes ayudar a enfocar a cualquier persona. El Focusing es una herramienta muy necesaria y muy complementaria con Mindfulness también.

 6También estás formado en Terapia Gestalt, nos podrías decir, según tu opinión, ¿qué beneficios aporta el Mindfulness en el campo terapéutico? Y al terapeuta? 

Creo que se complementan y se retroalimentan perfectamente. A la Terapia Gestalt se la llama la terapia del Darse Cuenta, y Mindfulness está trabajando con la atención. Y para que haya un darse cuenta significativo, para que se dé el Insight, para que se dé un comprensión profunda hay que tener la atención ahí puesta. A veces ocurre cuando menos te lo esperas, pero si tú ayudas a que las personas estén prestando atención a lo que está sucediendo, de ahí, del presente, se puede dar el Insight, y evidentemente cuanto más uno entrene el estar con la atención en el presente, más comprensiones se van a poder dar, y eso te va a permitir autorregularte con mayor facilidad y eso te va a permitir ajustarte con el entorno, por lo tanto se complementan muy bien Mindfulness con la Terapia Gestalt.

  7. Nuestro boletín va destinado, en su mayoría, a personas terapeutas que trabajan con colectivos en riesgo y/o exclusión social. ¿Qué les dirías / recomendarías para poder sostener mejor su labor terapéutica en este contexto concreto?

Se me ocurre animarles para que ellos trabajen para sí o cultiven para sí esa actitud de Mindfulness y que también puedan entender qué es el proceso de Focusing porque si ellos primero lo practican para consigo mismos, y de ahí obtienen ayuda y beneficio, luego lo van a poder compartir. Y no es lo mismo, como voluntario, ir a trabajar con esas personas con un estado de calma, de claridad, empatizando bien, que ir acelerado, a doscientos por hora, en plena reactividad emocional con sus propias historias personales, entonces, si ellos lo trabajan primero, les va a servir de mucha ayuda en su trabajo, y luego además expresamente pueden enseñárselo a las personas con las que trabajan con lo cual la ayuda sería doble. Así que yo les animaría a que se acercaran a conocer lo que les puede ayudar y aportar el Mindfulness y el Focusing.