Charlas Gratuitas Introductorias a la formación en

Terapia Transpersonal Integrativa

  • Jueves 26 de Noviembre de 19 a 21 h

“Descubriendo nuestras habilidades innatas”

Nacemos con unos potenciales y unos dones que nos acompañarán toda nuestra vida. Si éstos, lejos de permitir que florezcan con una educación no intrusiva y respetuosa los reprimimos o anulamos , terminan convirtiéndose en hábitos insanos que nos alejan de nuestra naturaleza esencial. Descubrirlos y potenciarlos es labor tanto del educador como del terapeuta.

  • Jueves 14 de enero de 19 a 21h :

“Intuición en sus diferentes simetrías y Sabiduría”

Cuando aprendemos a aquietar nuestra cháchara mental y encauzar el vagabundeo de nuestras emociones, surgen formas de saber y de amar como la intuición y la sabiduría.

La intuición en sus diferentes simetrías,  podríamos definirla como   “el puente que nos conecta con el inconsciente (o complemento del campo )  ya sea  individual o  colectivo,  sin el más mínimo esfuerzo y sin desgaste de nuestro sistema nervioso ”.  Son formas de saber y de amar no regidas por la voluntad egoica.

Vuelvo a ser un niño

“Un día, me desperté al milagro del momento presente. O mejor dicho, el momento presente me despertó. Es decir, ya no había un “yo” separado de la Presencia misma. Yo era eso. Siempre había sido eso. Nunca podría no ser eso. La búsqueda se deshizo … y la necesidad de morir fue reemplazada por la necesidad de vivir, y YO ERA esa necesidad.

Ah, sí. Este espacio abierto, esta conciencia prístina y oceánica, en la que cada pensamiento, sensación, sonido, olfato, sentimiento, urgencia, impulso, cada oleada de experiencia, cada pensamiento del pasado y futuro, puede bailar, cantar, tocar y venir a descansar. Esto es hogar.

Y a lo largo de los años, a lo largo de los años preciosos, volví a enamorarme de mi humanidad, de esta forma, con esta mente increíblemente original, extraña, imperfecta, perfecta, rota y humana. Me volví más y más dispuesta a pensar en mis pensamientos, incluso los más escandalosos, violentos e inconvenientes, los más impuros, los más impíos, no espirituales e inseguros, todos eran hermosos, todos estaban a salvo y todos eran santos. . Y me sentí cada vez más dispuesto a sentir todos mis sentimientos: los gentiles y los volcánicos, la dicha y la rabia y el dolor del abandono, el terror y el éxtasis de la vida, descubriéndose a sí mismos, creándose y deconstruyéndose. Hice espacio para todos los sentimientos en mi corazón oceánico. Eran todos mis hijos. Ninguno era ajeno a mí. Ninguno estaba “equivocado”.

Ninguno fue signo de mi fracaso. Ninguno merecía morir.

No fui el testigo silencioso de la vida, o más bien, fui el testigo silencioso de la vida haciendo el amor a todo lo que fue presenciado, el océano de amor enamorado de sus olas. Yo era el observador completamente en Uno con todo lo observado. Yo no era mis pensamientos y sentimientos, y sin embargo no era nada, MÁS mis pensamientos y sentimientos. Nada de lo que dije podría ser verdad, de todos modos …

Con el paso de los años, el deseo de comprenderlo se desvaneció. Incluso las ganas de hablar de ello. Poseerlo o identificarse con él de cualquier manera. Todo se volvió tan extraordinariamente … ordinario. Ya no tenía ningún concepto de mí mismo como “despertado” o “iluminado”, esas palabras se colapsaron en la brisa de la mañana, una taza de té con un ser querido, un murmullo en el vientre, todos los momentos de silencio, embarazada de potencial …

No tengo idea de qué es la “no-dualidad”. Me canso de los profesores que hablan sobre consciencia pura y la búsqueda del “entendimiento final”. Es mucho más vivo, mucho más jugoso, tántrico, creativo, impredecible, inasible y salvaje que todo eso.

Es incapaz de ser capturado en palabras, incluso estas. Es lo más no espiritual de todo …

Ya no sé nada. La no dualidad se ha derrumbado en la dualidad, la dualidad se ha derrumbado en la no dualidad. Ambas son preguntas que se han disuelto en risas, como la idea de mañana en la mente de un niño, como la lluvia de la mañana que fluye suavemente hacia la cuneta …

Yo era viejo y ahora soy joven. Así que vuelvo a ser un niño, enamorado de la simple sensación de estar vivo, de lo salvaje y de lo raro, del lío y del dolor y de la incomodidad y el juego de todo, con la imposibilidad de resolverlo todo, con limitación y Límites e infinitos también, con el corazón roto y el corazón triste y el corazón lleno de esperanza, con la mente humana y todo lo que crea, con el alma y todo lo que ella anhela, con la quietud y el silencio y el Caos que siempre nos regresa a nosotros mismos …

– Jeff Foster-

FECHAS:

  • Jueves 26 de Noviembre de 19 a 21h
  • Jueves 14 de Enero de 19 a 21h

Facilitado por: Nela Moreno y Ferran Lacoma

Puedes reservar tu plaza por teléfono en el 932375338 por email en ludic@espailudic.com

Solicita más información